Arxiu del blog

dijous, 17 d’abril de 2008

Torredembarra pretende esponjar (sic) y reordenar su casco histórico


El pleno ordinario votará la aprobación provisional. Si logra la mayoría, la Generalitat será la encargada de bendecir (sic) la propuesta. (nota del Webmaster: La imatge de l'iceberg que reprodueixo il·lustra amb claredat la forma de fer política a la torrenca, la part que està exposada a l'aire correspon als fets polítics, la que està submergida correspon a la discussió municipal sobre els fets polítics. Recomano seguir el Ple per OnaLaTorre al 107,0 de la FM. Així podreu aprofitar per sopar)

El equipo de gobierno presentará hoy en el pleno ordinario de abril dos modificaciones de plan general claves en el desarrollo urbanístico del centro histórico de Torredembarra. Ambas propuestas -Portal de Padrines y Filadors- se aprobaron inicialmente hace casi un año y, con esa 'bendición' plenaria, se congeló la posibilidad de otorgar licencias para edificar durante un año. Ahora, el pleno de esta tarde (20 horas, o menos) debe ratificar esa aprobación inicial y pasar la propuesta a la Comissió d'Urbanisme de la Generalitat, órgano competente en aprobar o rechazar definitivamente modificaciones de planeamiento municipal.

Durante este tiempo, desde la aprobación inicial de modificación de plan general, «el Ayuntamiento ha atendido las alegaciones recibidas tanto para Portal de Padrines como para Filadors (en total una docena entre particulares y empresas) y ha estudiado si podía incorporar algunas sugerencias. Hay algunas aceptadas y otras rechazadas», señaló ayer el concejal de Urbanisme, Ramon Ripoll.

El edil puntualizó que «la idea que sometemos al pleno no deja de ser una declaración de intenciones, que deberá concretarse próximamente si se aprueba definitivamente». Lo que sí deja claro la propuesta municipal es que en el Portal de Padrines se busca esponjar (sic) la parte histórica y el acceso a ella (Portal de Padrines) con una zona verde de 4.257 m2 . Esta superficie eliminaría unas naves industriales que existen hoy día y que podrían transformarse en viviendas si no prospera esta modificación de plan general y se levanta la suspensión de licencias.

Sin escatimar m2 edificables

«Nuestra idea es reordenar el espacio. Trasladar los derechos patrimoniales y los metros edificables actuales a otra zona para que puedan consolidarse estos derechos, pero a la vez podamos esponjar parte del acceso al casco histórico», añadió el concejal. Hablando en números, el Ayuntamiento no escatimará ningún metro cuadrado, sólo lo reubicará entre la carretera de La Pobla y la calle Mañé i Flaquer.

Si el equipo de gobierno logra apoyos de la oposición, que tiene mayoría, confía en recibir la aprobación definitiva de la Generalitat. «Hemos realizado el trabajo con informes favorables de diferentes Departaments, por lo que confiamos que si pasamos la votación plenaria, la Comissió d'Urbanisme nos apoyará la idea presentada», explica Ripoll, quien admite que no se puede hablar de plazos porque «hay un contencioso-administrativo de por medio de uno de los propietarios afectados», concluyó.

El número 63

La modificación puntual en Filadors pretende disponer de «un aparcamiento disuasorio» dentro del casco antiguo, al lado de la calle más comercial de Torredembarra, Antoni Roig. En este caso, la propuesta municipal es reordenar un solar que puede edificarse (en una parte) para que se construya un aparcamiento subterráneo y encima se proyecte una zona verde (casi 4.000 m2).

A diferencia de Portal de Padrines, la conexión peatonal de este aparcamiento con la calle Antoni Roig pasaría por el derribo de una casa (situada en el número 63) que conectaría ambos lados. Ripoll quiso dejar claro que «el Ayuntamiento puede recolocar los aspectos objetivos de la modificación de plan general, por ejemplo los metros cuadrados edificables, pero no puede restituir los valores subjetivos, como por ejemplo si la vivienda pertenecía a un antepasado y tiene valor sentimental».

Aunque la modificación puntual en Filadors compensaría el déficit de plazas de aparcamiento, el edil admitió errores del pasado cuando «sacamos a concurso la explotación de este futuro aparcamiento y las zonas azules y la convocatoria quedó desierta. Sin embargo, hemos aprendido y la idea pasa por corregir los errores cometidos en el pasado».

Ripoll también dejó claro que la preferencia de un aparcamiento subterráneo en Filadors en lugar de la plaza Mossèn Joaquim Boronat (a pocos metros) «se debe a la convivencia con las obras (cuando hubiera), ya que parecen más soportables en Filadors que en la plaza Boronat», opinó.

Torredembarra sigue once meses después de la celebración de las elecciones municipales con un gobierno en minoría. PSC (5), ERC (2) y Grup d'Independents de Torredembarra -GIT- (1) suman 8 de los 17 ediles que tiene la corporación. En la oposición están CiU (4), ABG (2), L'Agrupació (2) y PP (1). A pesar de la minoría, en la comisión informativa celebrada la semana pasada, las dos modificaciones del plan general que afectan al casco histórico -Portal de Padrines y Filadors- recibieron síntomas de apoyo. En el primer caso, el gobierno y CiU votaron a favor. El resto de partidos de la oposición se abstuvieron. En el caso de Filadors, el gobierno votó a favor y toda la oposición se abstuvo. Ramon Ripoll admite que «la impresión de la sesión informativa nos hace ser optimistas de cara al pleno» de esta noche.

por jordi cabré | Diari de Tarragona