Arxiu del blog

dijous, 24 d’abril de 2008

La iglesia y el Estado


Decía Marx que la religión es el opio del pueblo, cuanta razón tenía y sólo le faltó añadir: junto con el fútbol, pero ese es otro debate.

La presidenta de la Comunidad de Madrid (¿de momento?), Esperanza Aguirre ha decidido que los obispos puedan opinar sobre las decisiones médicas de carácter paliativo, que se realizarán en los hospitales de dicha comunidad.

Para los que no se lo imaginen les voy a poner un ejemplo: recordareis cuando en House aparecía el mayor donante del hospital y esto le permitía tomar las decisiones sobre lo que se debía o no se debía hacer. Bueno pues lo que va a suceder en Madrid es más o menos lo mismo; entre neurólogos, oncólogos y diversos especialistas que se reúnen para decidir el tratamiento a aplicar, aparecerá un hombre con sotana negra que podrá intervenir, ¿qué no sabéis quien es? Pues quien va a ser, un cura.

Se imaginan que cualquier persona, se pusiese a dar misa los domingos por la mañana fuese ateo, o sin ser tan exagerados, no hubiese estudiado teología o estuvieses casado? Los curas con sus mentes abiertas “pondrían el grito en el cielo” (lo del cielo es un decir, son más de meter la mano en la entrepierna de menores o lucrarse con empresas de preservativos…pequeñas cositas que pro lo que se ve no te impiden ir al cielo) y lo impedirían.

Me atrevo a decir que si se llevará bien, alguien podría denunciar a los curas que dicen opiniones médicas por intrusismo profesional y de paso le daría un consejo a Esperanza Aguirre: deje a los ciudadanos de Madrid que decidan por ellos mismo y si llega el caso que le tocase decidir a usted decídalo según su conciencia, pero no haga que su conciencia se imponga a todos los madrileños/as. O si no lo quiere así dejen que los madrileños tengan el mismo poder que la iglesia, y porque no decirlo, que el dinero que se les da en las declaraciones de la renta que sean repartidos, bueno dejémoslo… cada uno en su Casa y Dios en las iglesias señora Aguirre

Font: La Utopía