Arxiu del blog

divendres, 13 de juliol de 2007

ERC se suma hoy a PSC y GIT, pero el gobierno seguirá en minoría

DIARI DE TARRAGONA - COSTA d'avui: jordi cabré

El tripartito deberá buscar un nuevo socio antes de fin de año, tras la negativa de ABG de unirse a ellos

El pleno extraordinario que ha abierto la nueva legislatura torrense tendrá algunos puntos que caducarán en un plazo de 48 horas, ya que en lo referente al reparto de carteras sufrirá una variación con la entrada de un nuevo socio, ERC, que hoy firmará el acuerdo para gobernar junto al PSC y el Grup d'Independents per Torredembarra (GIT).

El portavoz republicano, Gerard Ciuró, admitía ayer tras el cierre de la sesión que hoy firmarán la adhesión y el sábado posiblemente emitan una nota informativa argumentando la postura y conociendo las carteras que les cederán los ediles socialistas.

Este pacto, entre PSC (5), GIT (1) y ERC (2) no permitirá que el nuevo gobierno tenga mayoría absoluta, por lo que deberá intentar en los próximos meses un acercamiento a la oposición para poder sumar un mínimo de 9 y tener estabilidad en esta nueva legislatura.

El alcalde, Manel Jiménez, admitía que tras romper las negociaciones con ABG no quedó más remedio que formar un gobierno minoritario el pasado 16 de junio y terminar de atar algunos flecos con ERC, que se han solucionado esta semana.

Precisamente, el portavoz de ABG, Lluís Suñé, argumentaba que la decisión de su partido, respaldada por asamblea, venía condicionada por la falta de consenso con las propuestas que había encima de la mesa, y ello provocó, después de la constitución del nuevo consistorio, que se rompiera cualquier posibilidad de acuerdo y que los ecosocialistas asumieran su rol en la oposición.

El sueldo del alcalde

Aunque era el primer pleno y la designación de concejalías levantó cierta expectación en la sala (hubo una veintena de asistentes), lo cierto es que la sesión fue rápida y amena.

Sólo la votación de la retribución del alcalde Manel Jiménez, que está en dedicación exclusiva, comportó una pequeña confrontación entre Jiménez y la portavoz de L'Agrupació, Maria Dolors Toda, quien votó en contra al considerar un sueldo demasiado alto. El alcalde, que cobrará alrededor de 55.500 euros al año, se defendió argumentando que el sueldo está por debajo del convenio y dentro de las recomendaciones de la Federació Catalana de Municipis.