Arxiu del blog

dimecres, 6 de juliol de 2011

La nulidad de Muntanyans II podría hipotecar el municipio durante años

El pla es va iniciar amb Bargalló de regidor d'urbanisme i es va aprovar amb Nadal de conseller.

La declaración de nulidad del plan parcial de Muntanyans II por parte del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya ha abierto un nuevo escenario en un asunto que lleva cinco años de continua polémica. El hecho de que la Generalitat decida o no agotar la vía judicial administrativa e interponer recurso ante el Tribunal Supremo deja abiertas una serie de cuestiones, la principal de las cuáles se centra en la indemnización que deberá percibir la empresa promotora del proyecto, Vegas de Guadaira S.L. Todavía se desconoce la cifra exacta, aunque podría rondar los 100 millones de euros.

Esta cantidad debería ir a cargo tanto de la Generalitat como del Ayuntamiento de Torredembarra, puesto que el proyecto de urbanización de esta zona inundable fue aprobado con el anterior equipo de Gobierno encabezado por Manuel Jiménez (PSC). Aun así, el reparto de la deuda, en caso que finalmente deba llevarse a cabo si es que el Gobierno catalán no recurre la sentencia, no se dará a conocer hasta, como mínimo, mañana, durante la celebración la Comisión de Urbanismo de Tarragona en la qué participará el delegado del Departament de Política Territorial i Obres Públiques, César Puig.

Hasta entonces, la Generalitat se ha negado a hacer ninguna declaración al respecto.

Por otro lado, el ‘Diari’ pudo contactar ayer con el ex alcalde de Torredembarra, el socialista Manel Jiménez. El proyecto fue aprobado bajo su mandato, aunque él es claro al respecto. «Yo actué siempre de acuerdo con la normativa existente. Siempre fue la Generalitat la que acabó decidiendo si se aprobaba o no el Plan Parcial. ¿Qué ahora la sentencia lo anula? me parece perfecto». Mientras, la Plataforma Salvem Muntanyans II espera el movimiento de la Generalitat para seguir actuando. Desde el ente ya se ha asegurado que si el Gobierno catalán recurre lo consideraría como «algo indignante».

Todas estas preguntas que siguen en el aire podrían responderse mañana, cuando César Puig debe posicionarse en la Comissió d’Urbanisme en Tarragona. Veremos qué ocurre.

Font: Diari de Tarragona